7 tipos de turistas que definen las tendencias a la hora de viajar

visibility123 Vistas comment0 Comentarios list En: Consejos

1. El clásico.

Le gusta viajar, pero sobre seguro; y opta por planes tranquilos y con los que relajarse. De hecho tiene sus destinos fijos que repite año tras año porque es así como se siente cómodo. En agosto al hotel de Alicante donde veranea desde niño; en diciembre alguna escapada a Málaga, Madrid o Barcelona para ver las luces navideñas; y cuando se vuelve más atrevido opta por un viaje organizado por su agencia de confianza, un crucero en familia o rememora su viaje de novios. Este tipo de turista se mantiene con fuerza, puesto que como señala un estudio realizado por Global GFK, un 49% de los turistas encuestados en el estudio ‘Preferencias vacacionales’ sigue optando por planes tranquilos y donde prime el relax.

2. El fanático y exigente.

Es todo lo contrario al anterior. Es un adicto a coger la maleta y salir pitando. Busca destinos originales, curiosos, los más novedosos –una isla olvidada del pacífico; el festival indie en una recóndita ciudad americana; o recorre África por una ruta casi desconocida–. Planifica sus viajes con mucho tiempo, lee en profundidad sobre el destino elegido y vive durante todo el año presa de ese gran viaje que le quita el sueño. Se desvive por elegir las mejores empresas de servicios, alojamientos, etc. No deja nada a la improvisación. La oportunidad merece la pena y no quiere perderse nada.

3. El intrépido.

Cercano en inquietudes al tipo de turista anterior, pero con un punto más aventurero. Le gusta conocer los destinos de otra manera, alejado de las rutas convencionales. Busca sus propios atractivos, empatiza con la población nativa y deja bastante al improvisación en sus viajes. Sabe cuándo sale a su destino, pero no el momento en el que volverá. Utiliza aplicaciones y webs de transporte o alojamiento colaborativo y busca experiencias inolvidables. Todavía está equilibrado el número de turistas que optan por esta fórmula, y los más conservadores; no obstante, las cifras empiezan a acercarse e incluso en ciertos tramos de edad gana el viajero que busca fórmulas menos convencionales.

4. El ‘posturero’.

Este tipo de turista prolifera de manera ‘terrible’ al amparo de las redes sociales. Como casi todo en su vida, lo más importante de viajar, más que el hecho en sí mismo, es que lo puedan ver sus seguidores y fans en Facebook, Twitter o Instagram. No puede faltar la fotografía de sus piernas tumbado al sol en la playa cuando llega el verano; las mil instantáneas de su viaje de boda o la prueba de que está tomando las uvas en la Puerta del Sol en Nochevieja. Al final consiguen influir en su entorno, pues como delata un reciente estudio elaborado por Facebook y Deloitte, el 89% de los encuestados reconocía que se inspiraba en propuestas que conocía de su entorno virtual a la hora de seleccionar sus destinos.

5. El solitario.

Es otro de los tipos de turistas que suma cada vez más adeptos. Le gusta conocer destinos en soledad. En algunos casos por obligación (no cuadra fechas que coincidan para hacerlo en compañía), pero cada vez más por auténtica convicción. Aprovecha para conocer nuevos destinos, pero a la vez para realizar un viaje interior, reflexionar y reencontrarse. También los hay increíblemente sociables, y a pesar de viajar sin compañía no pasan un solo minuto en soledad, pues acostumbran a hacer amistades en el camino. Y no caigamos en errores, el que viaja solo no es porque estén soltero; una encuesta realizada por Viajarsolo.com demuestra que el 30% de los encuestados que viajan en solitario tienen pareja, pero prefieren afrontar la aventura en solitario.

6. El familiar.

Es otro de los tipos de turistas clásicos. El año ha sido complicado; la mayor parte de los viajes han sido por motivos laborales, y ahora llega el momento de aprovechar esos días libres para pasarlos en familia, con los amigos. Todo el estrés del año se queda aparcado, y el principal objetivo del viaje es poder compartirlo con aquellos con los que no puede disfrutar de todas las horas que quisiera durante el resto del año. El destino es importante, pero no lo principal.

7. Gastroturistas y enoturistas.

Son la evolución normal en la demanda turística gracias a la influencia de la fiebre ‘gastro’ que se ha apoderado del mundo. El principal leit motiv a la hora de que este tipo de turistas elija un destino se fundamente en la oferta gastronómica local. Coleccionan estancias en restaurantes de postín y fotografían hasta la saciedad platos y etiquetas de botellas de vino. Una semana por las bodegas de la Provenza, o visitar los restaurantes más renombrados de Nueva York serán grandes muescas en su pasaporte gastronómico. Este tipo de turismo es cada vez más interesante para la industria, pues como adelanta el reciente estudio ‘Demanda del Enoturismo en España’, realizado por Dinamiza Asesores, “el enoturista en nuestro país gasta 156,6 euros al día (27,6 euros más de media al día que el turista general extranjero y 103,6 euros más que el turista general español)”.

¿Y tú? ¿Qué tipo de turista eres? ¿Uno en particular, o depende del momento cambias de tendencia? Pues tienes que saber también que otra cosa que define el tipo de viajero que eres es tu maleta. Así que para que no te etiqueten de manera equivocada en tu próxima escapada, pásate por nuestra tienda y elige el modelo que más vaya contigo.


¡Buen viaje!

Creado en

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen
Domingo Lunes Martes Miercoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre